Servicios

Decisión de crear un empresa. El Plan de Empresa

Decisión de crear un empresa. El Plan de Empresa


IDEA INICIAL

Todo proyecto de empresa se desarrolla en torno a una idea, que surge como consecuencia de la detección de una oportunidad de negocio. El surgimiento de la idea para crear una empresa varía en función de las circunstancias de cada persona/personas. Son muchos los factores que pueden llevar a una persona a inclinarse por un negocio concreto. Con carácter general, los factores que determinan la elección de la idea son:

 

  • Repetición de experiencias ajenas: es el efecto reflejo de los negocios nuevos, que se produce frecuentemente en las épocas de expansión de la economía.
  • Nuevas oportunidades de negocio en mercados poco abastecidos, de nueva creación o con un alto porcentaje de crecimiento
  • Conocimientos técnicos sobre mercados, sectores o negocios concretos.
  • La experiencia del futuro empresario, que ha sido trabajador o directivo de otro negocio y que pretende independizarse.
  • Cuando se posee un producto innovador que se estima que puede generar mercado.
  • Cuando se trata de negocios o actividades de escasa complejidad que permiten a cualquier persona establecerse por cuenta propia en tal actividad.

 

 

PLAN DE EMPRESA

El Plan de Empresa es un documento que identifica, describe y analiza una oportunidad de negocio, examina la viabilidad técnica, económica y financiera de la misma, y desarrolla todos los procedimientos y estrategias necesarias para convertir la citada oportunidad de negocio en un proyecto empresarial concreto.

Es una herramienta imprescindible cuando se quiere poner en marcha un proyecto empresarial, sea cual fuere la experiencia profesional del promotor o promotores y la dimensión del proyecto.

 

Incluso para empresas ya establecidas, un Plan de Empresa bien diseñado ha de ser la base sobre la que se levanten proyectos de crecimiento o diversificación de la actividad principal. En todo plan de empresa deberemos reflejar los siguientes contenidos:

 

  1. Descripción de la empresa, negocio o iniciativa empresarial.
  • Referencia a los promotores del Plan Empresarial, en cuanto a su experiencia laboral y formativa.
  • Descripción Técnica.
  • Localización Geográfica
  • Estructura económico - Financiera
  • Organigrama de la formación RRHH.
  • Estructura Legal.
  1. Definición de los productos o servicios a suministrar en el futuro negocio.
  • Descripción con detalle.
  • Mercado al que va dirigido y necesidades que cubre.
  • Establecer diferencias con los futuros competidores.
  • Existencia de algún derecho sobre el producto a comercializar.
  1. Plan y Análisis de Mercado.
  • Análisis y estudio de mercado.
  • Plan de Marketing.
  • Establecimiento de las redes de distribución.
  • Plan de compras.

  

Debe ser actualizando constantemente para reflejar cambios no previstos con anterioridad. Un plan de negocio razonable, que justifique las expectativas de éxito de la empresa, es fundamental para conseguir financiación y socios capitalistas.

 

Sus principales funciones son determinar la viabilidad económica- financiera del proyecto empresarial y ser la primera imagen de la empresa ante terceras personas. Puede usarlo como una herramienta de venta para enfrentar importantes relaciones, incluidas aquellas con sus prestamistas, inversionistas y bancos.


ANÁLISIS DAFO

El análisis DAFO permite entender nuestra posición estratégica tanto desde un punto de vista interno como desde un punto de vista externo y establecer las estrategias más adecuadas.

 

La realización de un análisis DAFO puede resultar a priori muy subjetiva, sin embargo, si se aplica correctamente, es una herramienta de pensamiento estratégico muy útil tanto por la facilidad de su uso como por los resultados que arroja.

 

Para realizar un análisis DAFO se precisan ocho pasos:

1. Listar las oportunidades del entorno. En este apartado se revisan qué factores externos nos afectan de forma positiva, pudiendo ser desde cambios socioeconómicos hasta medioambientales o legislativos.

2. Listar las amenazas del entorno. Las amenazas son aquellas fuerzas del entorno que nos afectan de una forma previsiblemente negativa.

3. Listar las fortalezas internas. Las fortalezas pueden venir de muy diversas fuentes, desde las capacidades y conocimientos del equipo o las patentes con las que contamos, hasta la capacidad financiera de la empresa.

4. Listar las debilidades internas. Las debilidades, de forma paralela a las fortalezas, también pueden venir de diversas fuentes. Debemos considerar problemas reales y tratar de evitar fallos puntuales o errores, es decir, la debilidad no sería haber perdido la llamada de un cliente, sino el sistema de registro y atención de llamadas.

5. Establecer estrategias Fortaleza – Oportunidad que permitan utilizar nuestras fortalezas para aprovechar las oportunidades del entorno.

6. Establecer estrategias Debilidad – Oportunidad que impidan que nuestras debilidades limiten nuestra capacidad de aprovechar las oportunidades.

7. Establecer estrategias Fortaleza – Amenaza para afrontar de la mejor manera posible las amenazas del entorno apoyándonos en nuestras fortalezas.

8. Establecer estrategias Debilidad – Amenaza para que las amenazas del entorno no pongan de manifiesto nuestras debilidades.

 

A la hora de realizar los ocho pasos del DAFO se deben utilizar todos los recursos que se consideren necesarios como pueden ser expertos sectoriales, informes de coyuntura, futuros clientes, etc. De esta forma nuestro análisis DAFO será más objetivo y más adecuado a nuestros propósitos.

 

 

 

 


Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información